Garciani | Noches de verano con música y vermú Garciani
16435
post-template-default,single,single-post,postid-16435,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Noches de verano con música y vermú Garciani

Noches de verano con música y vermú Garciani

Vermú Garciani refrescó la última velada del festival Música con Gusto que año tras año, y ya van cinco, organiza la inquieta y muy dinámica Fundación Caja Rural de Segovia. Sumando ingredientes como emplazamientos especiales, exquisitos bocados de restaurantes segovianos y los caldos de bodegas de la zona, la Fundación programa distintas citas musicales para deleite de los asistentes en las noches de verano.

En su clausura en 2017, Música con Gusto quiso hacer una parada en la Ruta 66, esa mítica carretera que unía las ciudades de Chicago y Los Ángeles y que desde los años 50, 60, 70 hasta hoy, ha sido un referente para entender la música. Desde el blues hasta el rock pasando por el country… músicos que nos dejaron como lección que lo más importante de cualquier trayecto, no es el destino sino el propio camino. Paco Bravo, Javier Teso, David Carabias, Joaquín Hidalgo y Guillermo R, los 5 músicos -y ante todo amigos- que componen la banda, ofrecieron un repertorio con versiones propias en inglés y en castellano, desde Jimi Hendrix, Hey Joe, a John Fogerty, Fortunate Son o al mítico Papoo y su Rock & Roll. 

Mientras, y al ritmo de  Sweet Home Alabama, nuestros cocteleros comenzaron a preparar los combinados con los que Garciani consiguió encandilar al público asistente al Jardín del Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente de la capital segoviana. Nuestros combinados con sorprendentes toques de hierbabuena, romero o cítricos, dieron muestra de que la revolución del vermú Garciani no se limita solo a la tradicional hora del aperitivo si no que es perfecta para acompañar cualquier otro momento del día. ‘Garciani Cocktail Style’ acompañó a la propuesta gastronómica de Bon Appétit.

El conocido restaurante segoviano ofreció tres tapas espectaculares, un tartar de rape, aguacate y mango con reducción de grosella; un  hojaldre de verduras de temporada con jamón de bodega y quesos y un crepe para terminar, como “propuesta estrella” de la crepería segoviana.

De fondo, una puesta en escena, sencilla y sobria que mantiene al espectador activo… sin posibilidad de sospechar qué nota se oirá en cada solo de guitarra, de piano, de voz.. Creatividad, profesionalidad y complicidad con quien escucha, como elementos imprescindibles en cada canción. Sin duda, una noche mágica con un ambiente realmente especial. Un paseo inolvidable por la Ruta 66, que despide el festival Música con Gusto hasta el año que viene.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies