Garciani | Cuatro rincones no tan conocidos de Segovia que debes visitar
16479
post-template-default,single,single-post,postid-16479,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Cuatro rincones no tan conocidos de Segovia que debes visitar

Cuatro rincones no tan conocidos de Segovia que debes visitar

Se aproxima una nueva escapada en nuestros calendarios y con ella la posibilidad de descubrir nuevos destinos fascinantes como Segovia, dónde nace Vermú Garciani. Más allá de nuestro Acueducto romano, símbolo internacional de la ciudad, la espectacular Dama de las Catedrales o el también conocidísimo Alcázar, del que se dice que Disney se inspiró para su famoso castillo, Segovia esconde secretos fascinantes que no pueden pasar por alto a quienes nos visitan.

Repasamos cuatro destinos imprescindibles que, como Vermú Garciani, sorprenden por su originalidad y carácter único. Anoten en sus cuadernos de viaje y bienvenidos a la Segovia más desconocida. ¡Ah! Y después del paseo no te olvides de beberte Segovia con Vermú Garciani: 100% uva Verdejo; 100% Segovia.

1-Museo del Títere

Paseando a través de la espectacular Muralla de Segovia, también digna de recorrer, se encuentra la Puerta de Santiago, dónde se aloja la colección de 38 piezas que el marionetista Francisco Peralta donó a la ciudad de Segovia. El primer titiritero en conseguir la Medalla de Plata al Mérito en Bellas Artes, muestra en este singular espacio personajes así como sus sistemas de manipulación que despliegan la misma magia que envuelve a la ciudad en el Festival Internacional de Títeres, ‘Titirimundi’, celebrado anualmente hacia el mes de mayo.  Imprescindible también sentarse a respirar el aire puro de la ciudad y contemplar las vistas de la ribera del Eresma desde el Jardín de los Poetas, justo al lado del Museo del Títere.

2- Sinagoga Mayor

Algunos la conocen como la pequeña “Mezquita de Córdoba” aunque en la actualidad alberga la Iglesia del Corpus Christi. Sorprende encontrar en su interior los arcos de herradura y pilares octogonales rematados con capiteles de piñas y roleos, típicos en la decoración en la aljama segoviana. Lugar de culto para dos religiones, la cristiana y la judía, fue utilizada como Sinagoga hasta el siglo XV. Podéis visitar este escondido lugar paseando por la popularmente conocida como calle Real, que une el Acueducto con la Plaza Mayor.

3- Casa de la Moneda

Ubicada en el cinturón verde de la ciudad, en la margen izquierda del río Eresma, se ubica el espectacular complejo de la Casa de la Moneda de Segovia. Se trata de uno de los pocos edificios fabriles del siglo XVI que ha llegado casi intacto hasta nuestros días y fue construido por el arquitecto Juan Herrera. Felipe II estableció en él una ceca que introdujo en España la técnica de acuñación mediante rodillo. En su interior puede visitarse el Centro de Interpretación del Acueducto o descansar tomando algo en la cafetería ubicada junto al río.

4- Iglesia de la Vera Cruz

El halo de misterio relacionado desde tiempos inmemoriales con los Templarios envuelve a la Iglesia de la Vera Cruz, un singular templo ubicado camino de Zamarramala, localidad perteneciente a Segovia, famosa por su fiesta de las Aguederas, en que las mujeres toman el bastón de mando de la ciudad. De planta dodecagonal, el templo fue fundado en 1208 por los Caballeros de la Orden del Santo Sepulcro y sobre ella vuela una curiosa leyenda que narra el por qué nunca se han vuelto a ver grajos en las inmediaciones del templo y que puedes consultar en este enlace.

Imagen: AdriPozuelo

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies